La eliminación del FC Barcelona ante la Roma

El miércoles, los blaugrana fueron sorprendidos por la Roma, y el equipo de la Serie A remontó una desventaja de 4-1 en la ida con una merecida victoria por 3-0 en el Estadio Olímpico. Sin duda, el entrenador del Barça, Ernesto Valverde, se verá sometido a una gran presión, ya que el club afronta su tercer año consecutivo sin un puesto en semifinales -sobre todo cuando su rival, el Real Madrid, persigue su tercer título europeo consecutivo-, pero Bartomeu quiere que el equipo esté unido.

“Ser eliminado de la Liga de Campeones es un golpe muy duro para todos los aficionados del Barça”, publicó Bartomeu en Twitter “Pero es ahora cuando los aficionados, entrenadores y jugadores tienen que estar más unidos que nunca.” El centrocampista Sergio Busquets, que el año pasado perdió ante el Juventus en la misma fase, reflexionó sobre una mayor decepción europea.

Jugadores hundidos por el resultado

“Perdimos de una manera muy similar el año pasado y dijimos que no queríamos eso de nuevo”, dijo Busquets. “Nos sentimos vacíos y es difícil ahora porque estamos fuera de una competición en la que queríamos permanecer.”

Al igual que el Liverpool, el Barcelona comenzó el partido de vuelta de cuartos de final con una ventaja de tres goles. A diferencia del Liverpool, el Barcelona encajó en casa la semana anterior. Resultó costoso para el Barcelona. El Roma necesitaba una victoria por 3-0 para desbancar al líder de la liga española, y se logró de forma improbable un 4-4 a domicilio. “Subí las escaleras y alguien me lo dijo”, dijo Klopp tras la victoria global por 5-1 del Liverpool sobre el City. “Realmente pensé que era una broma.

“No es que no respete a los romanos, todo lo contrario. Tienen un equipo fantástico. Edin Dzeko, wow.” Guau, en efecto. Fue el gol de Dzeko en el minuto 6 el que puso de manifiesto la voluntad del Roma de remontar al Barcelona. El ex delantero del Manchester City se ganó el penalti convertido por Daniele De Rossi, y el partido seguía su curso.